Loading...

Parque Natural Moncayo y Tarazona

A menos de 50 kilómetros de La Bardena Blanca, podrá visitar:



– CATEDRAL DE TARAZONA

 


– MONASTERIO DE VERUELA

El monasterio cisterciense de Santa María de Veruela inició su vida en las faldas del Moncayo a mediados del siglo XII. Allí permaneció ininterrumpidamente la comunidad hasta que quedó afectada por las leyes desamortizadoras. El grueso de la documentación fue trasladada al Archivo Histórico Nacional, sin embargo una pequeña parte quedó y se conservó en el Monasterio y fue entregada por los últimos ocupantes de este, la Compañía de Jesús, a la Diputación de Zaragoza en 1979 como usufructuaria del Monasterio.

Desde este fantástico Monasterio escribía Gustavo Adolfo Bécquer sus ” Cartas desde mi celda “, inspirado por el paisaje y la tranquilidad del Monasterio.



    – PALACIO Y JARDÍN DE EGUARAS – TARAZONA

    Se encuentra situado frente a la Catedral de Nuestra Señora de la Huerta. Obra del siglo XVI, perteneció a la familia de Eguaras, nobles Turiasonenses que estuvieron al servicio del Emperador Carlos I y del Rey Felipe II. Destaca el patio renacentista y el jardín botánico.


    – PARQUE NATURAL DEL MONCAYO

    A caballo entre la meseta castellana y la depresión del Ebro, la Sierra del Moncayo se halla ubicada en el sector central de la Cordillera Ibérica, entre las cuencas hidrográficas del Duero y del Ebro. La cumbre del Moncayo (2.315 m.) surge altiva y espectacular, como máxima cota de este sistema montañoso.

    Su característico relieve, la frondosidad de su vegetación (en contraste con la aridez de las estepas colindantes), su variada flora y fauna, sus fuentes y cursos de agua, confieren a este monte y a su entorno una riqueza paisajística de primer orden.

    Sus faldas son muy fructíferas en toda variedad de setas, que luego se encuentran en todos los guisos de los restaurantes de la zona. Entre ellos se encuentran dos restaurantes en el mismo parque una vez iniciado el ascenso y el otro, en el punto más alto accesible con vehículo, si lo permite la nieve.

    El Moncayo, desde 1.978, fue declarado Parque Natural para preservar y salvaguardar los elevados e importantísimos recursos naturales de que goza en la práctica totalidad de los aspectos, fundamentalmente ecológico, biológico, paisajístico y, cómo no, micológico. Si la vegetación es fascinante, la fauna no es menos sorprendente: zorros, jabalíes, tejones, corzos; águilas calzadas, reales y perdiceras; piquituertos, treparriscos, alondras, chovas piquigualdas, mirlos, picopicapinos, petirrojos, etc.

    Es un lugar a tener en cuenta si quieres pasar con la familia una bonita jornada en contacto con la naturaleza tanto en primavera, verano u otoño con muy buenos accesos en coche o a pie.


    – PLAZA DE TOROS VIEJA – TARAZONA

    Es un edificio de planta octogonal, constituido por 32 viviendas habitadas desde su origen, construido en ladrillo de planta baja y tres alturas, con ventanas al exterior y grandes arcos en el interior. Fue construida a expensas de algunos particulares a partir de 1.790 e inaugurada en 1.792.


    – TEATRO BELLAS ARTES – TARAZONA